Ultraferradura, Llucena (Castellón).

En tiempos pasados, las únicas comunicaciones entre las masías y municipios eran los denominados camins de ferradura, por los que únicamente podían pasar las personas o las caballerías. Se trataba de auténticas vías de diálogo entre los pueblos por las que, a través de los siglos, circularon masoveros, peregrinos, cazadores, bandoleros, comerciantes… para su traslado rápido a través de la montañas. Estos trazados, empedrados en su mayoría, transformaban el paisaje y permitían la subsistencia en este territorio tan agreste.

En los últimos años, la asociación Amics de Camins de Ferradura de Llucena se afana, con su trabajo desinteresado, en recuperar las sendas de sus antepasados para el disfrute de excursionistas, corredores de montaña, aficionados a las BTT y caballistas.

Ahora, llega la segunda edición de la carrera Ultraferradura. Se trata de dos pruebas de trailrunning que trascurrirán por algunos de los parajes naturales más bellos del interior de la provincia de Castellón y que permitirán recorrer estas rutas casi olvidadas con el paso de los años. Ambas carreras, de 65 y 33 km, discurrirán por la parte norte, este y sudeste del término municipal de Llucena, el cuarto más extenso de la provincia y uno de los más montañosos. Por ello, cabe destacar el potencial de este evento como polo de atracción del turismo deportivo, por la grandiosidad del paisaje en el que se llevará a cabo, así como oportunidad para promocionar el territorio.

Faltan: