Si por algo destaca la Ultraferradura de Llucena, además de la vistosidad de los paisajes por los que transita y el exquisito trato que recibe el corredor, es por la alta inversión y seguridad en el seguimiento de la prueba.

Durante la carrera, los familiares y amigos de los participantes pueden seguir la evolución en vivo de la carrera con 10 puntos de monitorización durante el recorrido. Este rastreo forma parte del amplio sistema de seguridad diseñado para que, en caso de incidencia, el deportista pueda estar atendido en el mínimo tiempo posible y en cada uno de los rincones del recorrido. Además, la organización cuenta con diferentes servicios de ambulancias, vehículos de intervención rápida con médicos a bordo y repetidores de señales de radio para subsanar la escasez de cobertura telefónica en algunos tramos. Todo este sistema de seguridad está coordinado por el equipo con una amplia experiencia en eventos similares. Por último, el Consorcio Provincial de Bomberos, con sus unidades de rescate de montaña, da un plus de seguridad a la prueba.